CINE: Crítica de “¿Yo te gusto?”

Por Marcelo Cafferata


La nueva película de Edgardo González Amer, director de “Familia para Armar” y “Tuya”, se acerca más al punto inicial de su carrera, “El infinito sin estrellas”, para contar una historia que transcurre íntegramente dentro de un barrio marginal.

En “YO TE GUSTO?”, la mirada de González Amer se apoya casi excluyentemente en su protagonista, Natalia (Martina Krasinsky), una heroína/vengadora urbana, que el guion construye como un personaje con plena participación en sus decisiones, regida por sus pulsiones y que se mueve en un mundo netamente masculino, en el que irrumpe sin pedir permiso y se planta con su potencia y su manera de encarar su realidad, sin detenerse a reflexionar sino que es un personaje que late al ritmo de la velocidad de la trama.

El padre de Natalia (un muy buen trabajo a cargo de Daniel Loisi) es un hombre completamente quebrado, rendido, que ya “está de vuelta” y que intenta honestamente, con su nuevo trabajo de colectivero, rehacer su vida después de su paso por la cárcel.

Cuando ella se entere que es imposible levantar la deuda que su padre mantiene con el Yuca (Daniel Aráoz), intentará insertarse en su banda delictiva participando de un asalto que tendrá insospechadas consecuencias, llevando toda la historia a un tono de tragedia cuando ella lleve a cabo su venganza.

Las buenas actuaciones y la incorporación de caras nuevas ayudan a recrear este imaginario cuento de sangre, sudor y balas, del mismo modo que la música de hip hop.

González Amer logra aciertos en el tono en el que presenta la historia, un barrio marginal en donde la madre de Nati (Leticia Brédice) atiende un bar decadente y prepara sándwiches para que repartan por el barrio e intenta escapar de una vida gris y monótona sin poder ver –como ninguno de los personajes del filme- una luz de salida al final del túnel.

Su romance con uno de los vecinos y clientes del bar (Marco Antonio Caponi) también influye en las decisiones que va tomando Nat, un poco por justicia con su padre, un poco como símbolo de rebeldía a esa madre que ama y enfrenta con la misma energía.

Su cable a tierra son su padre y su hermano, pero que mientras el vínculo con su hermano se encuentra intoxicado por esa complicidad dentro de lo delictivo, el vínculo con su padre es de amor puro y verdadero y es una de los vínculos más logrados que plantea la historia, aunque luego, en la segunda mitad no le otorgue la preponderancia ni el desarrollo que la historia se merece.

¿YO TE GUSTO?” se construye en torno a un cine de género, una mezcla de thriller de venganza y western urbano en donde los personajes, encerrados en un mundo de violencia, buscan una salida que no aparece fácilmente.

Al ritmo del hip hop como música que marca la pulsión del relato, los personajes marginales se presentan con suma naturalidad, sin una mirada ni estigmatizante ni redentora, con un preciso trabajo de casting con “no actores” que permite instalar la historia en un barrio marginal con total espontaneidad.

El mayor problema que presenta “¿YO TE GUSTO?” es que una vez acontecido el hecho más significativo de la historia, que desata la sed de venganza de la protagonista, todos los hechos comienzan a precipitarse y se resuelve la historia demasiado velozmente, perdiendo todo el verosímil que había construido en la primera parte.

Todo ese tiempo que Gonzalez Amer se toma en presentarnos la historia y los personajes, no es consecuente con el que luego invierte para cerrar el relato. Algunas razones y motivaciones del personaje quedan poco desarrolladas, carentes de fundamento y, por sobre todo el último acto, es una sucesión de hechos violentos que se disparan sin solución de continuidad y apresuradamente sin darles la debida importancia que tienen en la historia.

Martina Krasinsky en su primer rol protagónico, se mete en la piel de Nati y logra una caracterización convincente, y sobre todo se luce en su vínculo con el padre, con momentos de mucha ternura y complicidad, aun cuando en algunas escenas cueste encontrar el tono exacto, dada la complejidad de su personaje.

Con muy logrados trabajos del elenco que la acompaña, en el que se luce Daniel Araoz, encontramos a una Leticia Brédice contenida y precisa y llama también positivamente nuestra atención el trabajo de Sebastián Chávez (actualmente en “El Marginal 3”), “¿YO TE GUSTO?” encuentra momentos de suspenso muy logrados, un clima asfixiante dentro del ambiente marginal que dibuja con precisión, aunque hubiese necesitado algunos minutos adicionales para desarrollar la historia de venganza de Nati sobre el último tercio de la historia.

En tiempos en donde se habla de #NiUnaMenos #MeToo y tantos otros movimientos que empoderan una nueva figura femenina, la protagonista del filme de Gonzalez Amer cobra plena vigencia por la fuerza del personaje, su impronta de pararse con plena seguridad frente al mundo y hacerse completamente cargo de sus decisiones, en una geografía en donde pareciesen pisar fuerte sólo los hombres.

6 de 10


Autor entrada: Revista Meta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.