TEATRO: Reseña de Milva Loves Milton

Por Ian Gutierrez @BwayTrip

“No existe una sola forma de quererse” afirma la invitación a Milva Loves Milton, y uno no puede evitar preguntarse qué forma de amor es la que estamos practicando. ¿Cómo amamos? ¿Habrá un modo correcto de amar? ¿Hasta dónde podemos llegar por amor? ¿Cuánto podemos soportar? ¿Hay un límite?.

Milva Loves Milton, la obra dirigida por Sebastián Bauzá que forma parte del ciclo Teatro Fitito, puede darse el lujo de explorar esos interrogantes sin dar respuestas concretas y aún dejarnos satisfechos, todo en un formato que no supera los 20 minutos de duración.

Ingresamos a la sala en un ambiente silencioso: Milva está meditando, y hasta nos sentimos un poco culpables de hacer ruido al acomodarnos en nuestras butacas, no queremos romper con esa armonía. Por alguna razón sospechamos que “A Milva no hay que molestarla”… se abre una puerta y muy sigilosamente entra Milton, con el mismo cuidado hasta que sus acciones presionan un botón detonador invisible, Milva abre la boca y desde aquí en adelante el desopilante texto de Eduardo Grilli nos hace testigos de una pulseada entre los integrantes de un matrimonio que, a pesar de sus falencias, funciona (funciona?).

Martina Zapico y Ulises Pafundi son dos gigantes. Ella compone una Milva con la que “no se jode”, temperamental, terminante y capaz de soltar una verborragia cual “lengua karateca” de Moria Casán en un móvil de programa de chimentos. La actriz (Ganadora del Premio Hugo Midón como Revelación gracias a su trabajo en Juegos de Fábrica) despliega su talento en el manejo de los tiempos de comedia con brillantez y agudeza arrinconando a un Milton que no se queda atrás.

Pafundi es encantador, y hace que a su Milton (que es un desastre) le perdonemos todo.

Desde la Dirección, Bauzá se impone en su rol de “domador de leones” manejando las intensidades de ambos actores, generando climas muy variados y utilizando el reducido espacio escénico con maestría, sin perder por un segundo el sentido del humor.

Amaríamos a Milton? Eso queda a criterio del espectador, que estará compartiendo apenas unos minutos con esta pareja, sin parar de reir, y en donde, de manera muy inteligente, se tocan temas serios como la adicción al juego y el amor-desamor.

Una gran experiencia.



TEATRO FITITO

Uno de los formatos que ganó más seguidores durante este último año es el de agrupar varias obras cortas (20 minutos máximo) en un mismo espacio teatral y presentarlas cada media hora, dando la posibilidad a los espectadores de elegir qué ver, o de adquirir combos por dos o más espectáculos, mientras se come algo o se toma algo rico. (y todas sus variables). Esto hace que la salida a “ver una obra” se transforme en un Plan Completo del cual se sale, idealmente, satisfecho.

El caso de Teatro Fitito (Ciclo de obras cortas de humor que se presenta los domingos a las 20,00Hs en Teatrarte, Asunción 4168 -Villa Devoto) no difiere demasiado de su contemporáneo Microteatro (Palermo) o del anterior Teatro Bombón (Barrio Norte).

Un ambiente relajado, buena atención, dos salas teatrales conteniendo cuatro obras y una terraza divina en donde funciona un buffet improvisado con comida casera y precios accesibles.

Por su horario, Teatro Fitito es el plan perfecto para salir un domingo, pasarlo bien, y acostarse temprano para arrancar la semana con las pilas recargadas.

Además de Milva Loves Milton, la obra que inspiró a este artículo, en Teatro Fitito podemos ver:

En 15:
Inés y Nicolás quedan encerrados en su noche de bodas en el baño de la lujosa suite nupcial de un hotel. Vivir una situación nunca antes transitada en sus “19 años, 3 meses y 15 días” de pareja dejará al descubierto una verdad que pondrá en cuestión la boda que acaban de sellar. Extrañas conductas serán compartidas con la Mucama del lugar. En 15 minutos puede cambiar el rumbo de tu rutinaria vida amorosa.
Autoría:
Natalia Gualtieri
Actúan:
Florencia D´agostino, Juan Ignacio Pagliere
Diseño sonoro:
Santiago Barceló
Dirección:
Natalia Gualtieri

Ultima llamada:
Catalina ingresa a la peluquería de Dora para realizarse la tintura en medio de la evacuación de la ciudad donde viven. Dora prepara una valija para huir de la catástrofe que sufrirá la ciudad mientras atiende a su clienta, que no puede viajar sin antes haberse arreglado el cabello. La obra transcurre en la puja de Dora por liberarse de esa mujer que le impide salvarse de esa catástrofe.
Autoría:
Rocío Carrillo
Actúan:
Silvina Bailo, Graciela Franzetti
Escenografía:
Demián Ledesma Becerra
Asistencia general:
Demián Ledesma Becerra
Dirección:
Rocío Carrillo

A Marte:
Un hijo harto de su madre decide alejarse de ella yéndose lo más lejos posible: a Marte, sin imaginar la sorpresa que le espera 2 personajes.
Autoría:
Pablo Albarello
Actúan:
Gabriela Granda, Matias Rodriguez Davila
Dirección:
Gaby Fiorito


Autor entrada: Revista Meta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.