CINE: Reseña de «DON’T LOOK UP»

Publicidad

spot_img

Por Elías Ojeda

No mires arriba, otro mandamiento contemporáneo que debemos desobedecer. Gran parte de la historia de la humanidad se basó en observar la bóveda celeste, los descubrimientos modernos tienen su base antigua donde todo se centraba en la exploración del cielo profundo.

Ahora bien, la premisa de Don’t Look Up (No miren arriba en Hispanoamérica y No mires arriba en España) es el descubrimiento por parte de dos astrónomos Kate Dibiasky (Lawrence), una joven estudiante de posgrado, y su profesor, el doctor Randall Mindy (DiCaprio), dos astrónomos que realizan el descubrimiento de algo catastrófico: en pocos meses, un meteorito impactará la tierra y ya no habrá escapatoria. Entonces deciden recopilar los datos obtenidos del hallazgo a las autoridades correspondientes para que tomen decisiones certeras, aunque estas hacen oídos sordos. Por tal motivo, mantienen una alianza con el doctor Oglethorpe (Rob Morgan), para difundir en los medios de comunicación sobre el peligro que corre la humanidad en poco tiempo.

Por lo tanto, la premisa de esta película no son los actores, ni su diseño de producción, sino que por el contrario, se trata de traer controversias variadas, está hecha para eso. Si hay una grieta, esta película no viene a crear un puente para unir, más bien se burla de ella, de cada bando de la grieta.
Estamos ante una película, que es como el cometa C/2021 A1 (Leonard) , que curiosamente apareció para el último tramo del año 2021, fecha donde la producción de Netflix se estrenó. Es un fenómeno que causa furor en las redes, amor y odio, en esa dicotomía. Don’t Look Up, es como el cometa Leonard, lo admiramos por un momento, pero luego ya no está, se fue, no existe en el plano visual, no modificó la estructura social, en este caso la película de Netflix solo es una producción polémica hecha para eso, porque así es como al tío Netflix le gusta trabajar, hacer que la gente hable de él, pero esta producción a comparación de otras producciones de plataformas competitivas, viene con una carga reflexiva; el mundo está estupido y así terminaremos, de manera estúpida.

¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol. (Eclesiastés 1:9, Biblia)

Así es, no hay nada nuevo bajo el sol, solo aquello que hemos olvidado, en este punto, esta película no cuenta nada nuevo, ya se han realizado películas anteriores sobre la caída de asteroides, no es novedad, aunque lo que sí es favorable, es que la película haga un planteo sobre la indiferencia social, política y económica, acerca de los peligros que nuestro planeta tierra está siendo amenazada, captó la esencia de nuestros días con el tinte que netflix sabe dar a gusto. Al final podemos comprender que la vida es un pedo atómico a comparación de la historia del universo, que nuestras inmundicias, no se comparan con la vastedad del cosmos.

7 de 10

Articulos recientes

Publicidad

spot_img

Tambien te puede interesar

1 Comment

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here