Por Lucas Manuel Rodríguez

Técnica en Publicidad de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) y formada en realización de Cine y Televisión por el Centro de Investicación Cinematográfica (CIC), la directora Andrea Krujosky se agrupa con -el compositor y músico- Camilo Carbajal y su esposa Ingrid Shönenberg –Licenciada en Gestión Ambiental- para relatar las vicisitudes concernientes al desarrollo del “Ecobombo”: una reformulación del instrumento folclórico que implica la sustitución de la madera de ceibo por el uso de bidones de agua como materia prima.

A una legua, aún partidaria del formato documental, dispone de un manejo del lenguaje cinematográfico bastante sutil: en primer lugar, porque ni durante las entrevistas –a ingenieros, a músicos, a parientes-, ni en los recitales, los participantes miran siquiera a la cámara por accidente; en segundo lugar, porque escena a escena adquiere un pulso con el cual no pierde tiempo con golpes emocionales funestos, ni con información innecesaria; y en tercer lugar, porque dicha información jamás muere en el acto de ser mencionada. Para ilustrar en este último aspecto: si nos comentan que el elemento clave para materializar los bombos es el ceibo, más adelante vamos a ver cómo extraen la madera para hacerlos; si Carbajal se propone hacer bombos con bidones, vamos a ver cómo visita la fábrica de Ivess a pedirlos en cantidades; si nos dicen que el bombo es un instrumento musical que no se limita con el folclore, asistiremos a un recital en el cual Camilo combina sus notas con las de colegas que usan instrumentos electrónicos. Es un documental con escalas y arma su puesta en escena con locaciones que va referenciando.

En el vigor de nuestro protagonista por compartir su concepto de una manufacturación paradigmática de reciclaje con bombos ecológicos, no sólo abarata los costos de producción de este artefacto tradicional, sino que de rebote –e intencionalmente- se orienta en beneficio del resguardo del ceibo, que es el árbol nacional por excelencia –en Argentina como en Uruguay-. Además, en el transcurso del film, Carbajal aprovecha cada oportunidad que se le brinda para demostrar visual y auditivamente que sus argumentos son legítimos y que un vasto proceso de elaboración de “Ecobombos” es viable. A esto se le suma una seguidilla de conceptos de bioingeniería química que se entrelazan con su melomanía, por lo que también cuenta con una base científica en su propuesta y su desarrollo profesional.

Si están dispuestos a largar las redes sociales con sus memes de Los Simpson sobre tíos santiagueños violadores, acá tienen una suerte de informe –que no sólo informa- sobre las verdaderas esencias de la provincia de Santiago del Estero: su folclore y un posible futuro en la industria musical argentina, en medio de una historia de vida que por momentos llega a contagiar su pasión.

9.5 de 10


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here