KISS: FINAL DEL CAMINO

Por Gonzalo Ciampa

Tras 45 años de carrera ininterrumpida, la banda formada en New York a comienzos de 1973 comunicó su despedida a través de las redes sociales: End of the Road (Final del camino) es el nombre elegido para esta última gira que tendrá al grupo recorriendo el mundo entero durante todo 2019.

“Ha sido un viaje increíble con todos ustedes. No podríamos irnos sin decir adiós… ¡Este espectáculo tendrá la mayor cantidad de explosiones, más éxitos y será el más fuerte hasta el momento!”, declaró Gene Simmons en su cuenta de Instagram (@genesimmons). Por su parte, Paul Stanley agregó: “Este último tour será nuestro espectáculo más grande y más explosivo para agradecerles a todos y despedirnos. Haremos que cada noche sea inolvidable para todos. Mi gratitud a todos”.

Un poco de Kisstory

Hacedor de eternos hits e increíbles presentaciones en vivo, Kiss es consideraba una de las bandas más importantes e influyentes del rock del siglo XX. No fue sino hasta su cuarto disco, Alive! (1975) -su primer trabajo en vivo-, que el grupo cobró popularidad. De allí en adelante, trabajos como Destroyer (1976) y Love Gun (1977) lograron aumentar la base de seguidores y conseguir certificaciones de oro y platino por sus discos. Tal fue el nivel de notoriedad alcanzado es esos años, que antes de culminar la década del 70 vieron la luz cuatro álbumes en solitario, los cuales fueron lanzados en simultáneo el 18 de septiembre de 1978, y una película: Kiss Meets the Phantom of the Park, que fue proyectada en televisión ese mismo año y estrenada mundialmente en cines en 1979 bajo el nombre de Attack of the Phantoms.

La década del 80 marcó significativos cambios en el “mundo Kiss”: primero, Eric Carr -convertido posteriormente en The Fox- suplantó a Peter Criss en los parches, y luego Vinnie Vincent -The Wizard- hizo lo mismo con Ace Frehley. Si el maquillaje fue una de sus principales “armas” artísticas para atraer la atención en los albores de los años 70, parte de los 80 los encontró desmaquillados, siendo Lick It Up (1983) el primer álbum que presentaron sin sus característicos trajes y sus llamativas pinturas faciales. Vincent dejó al grupo al finalizar la correspondiente gira promocional de este último álbum y la banda reclutó rápidamente a Mark St. John, aunque una artritis reactiva obligó a éste a dejar la banda en diciembre de 1984. Bruce Kulick, el siguiente guitarrista líder, terminaría siendo uno de los músicos más perdurables en la carrera de Kiss -compartió escenario junto a Simmons y Stanley durante doce años-. Asylum (1985) y Crazy Nights (1987) mantuvieron la línea del glam rock que años atrás iniciaron Lick It Up (1983) y Animalize (1984), en tiempos donde predominaron calzas, musculosas, bandanas y pelos batidos.

Los años 90 también significaron una metamorfosis para los creadores del inoxidable tema Rock and Roll All Nite: un cáncer le puso fin a la vida de Eric Carr el 24 de noviembre de 1991 (mismo día que Freddie Mercury), y otro Eric (Singer) ingresó a la banda poco antes de que ésta edite el trabajo más “heavy” de su carrera: Revenge (1992), que contiene el instrumental Carr Jam 1981, autoría del fallecido baterista. Tras la edición de Kiss Unplugged (1996), el show para el reconocido ciclo MTV Unplugged que incluyó la participación parcial de los miembros originales Peter Criss y Ace Frehley, los rumores que circundaban el espectro musical de la banda se confirmaron: reunión de originales, vuelta de maquillajes y gira. Dicho de otra forma: The Demon, The Starchild, The Catman y The Spaceman regresaban a las tablas. Alive/Worldwide resultó ser todo un éxito: realizaron casi 200 conciertos durante 13 meses, y fueron vistos por dos millones de personas. Terminado el fructífero tour, el grupo se embarcó en la composición de su siguiente producción: Psycho Circus (1998).

El nuevo siglo encontró enfrentados (otra vez) a los miembros originales: en 2001, Criss decidió bajarse del proyecto por estar, aparentemente, descontento con su contrato, dando lugar a la vuelta de Eric Singer, quien esta vez pudo calzarse el traje de “Catman”; al año siguiente, Frehley hizo lo mismo, y Tommy Thayer se convirtió en el nuevo “Spaceman”. En 2003 se lanzó Kiss Symphony: Alive IV, un trabajo en vivo que el grupo grabó en Australia junto con la Orquesta Sinfónica de Melbourne. Esta edición marcó el regreso de Peter Criss, aunque no por mucho tiempo: en marzo de 2004 no le fue renovado su contrato, generando el reingreso del siempre disponible Eric Singer.

Desde entonces, Gene Simmons, Paul Stanley, Tommy Thayer y Eric Singer continuaron girando por el mundo y han editado los discos Sonic Boom (2009) y Monster (2013).

Si todo se mantiene como lo anunciado hasta el momento, el próximo año marcará el final de una de las bandas de rock más grandes de todos los tiempos. Durante 45 años, quienes quisieron lo mejor, tuvieron lo mejor: Kiss, la banda más caliente del mundo.


Autor entrada: Revista Meta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.