Llegó Crudda la marca que entiende que respetar el medio ambiente y los animales es la única manera de lograr una alimentación sostenible. Presenta su propuesta de alimentos a base de plantas, libres de gluten y sin conservantes, como yogures, quesos -untables y semi duros, helados y granolas. Hablamos con su creadora, Daniela Dagatti.

“Nuestro eje es la alimentación consciente, es decir que producimos alimentos saludables para el organismo. Con ese fin utilizamos ingredientes naturales y nos valemos de las últimas innovaciones en tecnología para prescindir de conservantes, compuestos químicos y lograr, al mismo tiempo, que la textura de nuestros lácteos sea idéntica a la de sus pares tradicionales. Desde un comienzo, reinventar los lácteos fue nuestro desafío”. Asegura Dagatti.

¿Cuándo y cómo nace CRUDDA?

Crudda nace con la convicción de que el hecho de introducir más productos de origen vegetal a nuestra dieta es una de las posibles soluciones a los desafíos globales a los que nos enfrentamos en materia de salud y de sobreexplotación de recursos naturales. Nuestra búsqueda se encaminó a desarrollar alimentos a base de plantas más específicamente productos a base de leches vegetales. Productos que debían contener la combinación perfecta de valores nutricionales con un sabor suficientemente bueno como para que las personas considerasen renunciar a los lácteos, en un país productor de lácteos, Argentina. Tarea difícil ¿verdad?

Contanos sobre los sabrosos quesos…

La línea QU, de quesos untables y semi duros de Crudda, están elaborados a base de castañas de cajú, que aportan una textura similar a la de los quesos tradicionales, super cremosa. Contienen flavonoides (licopeno y el betacaroteno); vitamina C, hierro y calcio. Los quesos untables se pueden encontrar en dos versiones: Clásico y con Ciboulette. Y los quesos estacionados en sus 4 variedades: Clásico, Mix pimienta, Hierbas y Ahumado natural (en frío con madera de espinillo)

Los beneficios de alimentarse sin lactosa ¿Cómo es el yogurt a base de plantas?

Los yogures son parte de la línea COCOIOGOS y se elaboran a base de leche de coco, lo que contribuye a que sean más cremosos y sabrosos. Además, el coco, es considerado un súper alimento por sus beneficios nutricionales: rico en ácido láurico -que por sus propiedades antivirales y antibacteriales fortalece el sistema inmune-, hierro, selenio, calcio y magnesio. Dentro de la línea hay 4 variedades endulzados con azúcar orgánica: Arándanos, Frutilla, Maracuyá y Vainilla. Y 3 opciones sin azúcar agregada: Natural, Frutilla y Durazno.

Para darle un boost nutricional tanto los yogures como los quesos están enriquecidos con probióticos vegetales, vitamina B12 y Proteína de habas, para que ayuden a mejorar la salud intestinal y el sistema inmunológico.

En Argentina, hace algunos años empezó un cambio con respecto a una sana y consciente alimentación ¿Notan una real conciencia en la sociedad?

El mundo está atravesando un nuevo paradigma en torno a la producción de alimentos y a la nutrición, y Argentina no. Es la primera vez en la historia, que se cuestionan los lácteos de origen animal y su producción no está considerada sustentable.
Este nuevo paradigma está generando que la sociedad comience a tomar conciencia y a buscar las más grandes inversiones en alimentos estén destinadas a la innovaciones de proteínas y alimentos basados en vegetales.
Tenemos que transformar nuestro sistema alimentario para producir y consumir más productos basados en plantas. Por el bien de nuestra salud y por el bien del planeta. Somos el nuevo paradigma de la alimentación «(no) láctea».

Hablanos sobre RAW FOOD o alimentación viva.

Justamente en el caso de la granola, se trata de RAW FOOD o alimentación viva, ya que los cereales están germinados para que se convierta en un alimento vivo y se activen sus enzimas. Su base es el trigo sarraceno, una proteína de alta calidad que posee todos los aminoácidos esenciales, más dos beneficios exclusivos: es el único cereal que posee lisina (un dato clave para los que siguen una dieta vegana, ya que este aminoácido se encuentra en proteínas y lácteos, que no forman parte de su alimentación, por eso solo lo obtienen de legumbres; sumar otra fuente de lisina los ayuda a mantener una dieta equilibrada). Además, es el único cereal que no contiene gluten, a diferencia de la avena, el centeno o la cebada. La granola está endulzada con jugo de uva y se puede encontrar en dos sabores: Castañas de cajú / canela / manzana y Almendras / coco / pasas de uva.
Los productos de Crudda cuentan con la certificación Libre de Gluten y Kosher.

Crudda ofrece alimentos no sólo para los veganos, sino también a todos aquellos que buscan una alimentación saludable y cuidadosa con el medio ambiente, desde los flexivegetarianos, es decir aquellos que moderan el consumo de alimentos de origen animal, hasta quienes no siguen ningún tipo de dieta especial y solo buscan alimentarse de manera más consciente.
Además, la planta está certificada como libre de gluten por lo que se trata de productos apto para celíacos, y al ser productos a base de vegetales también son recomendados para aquellas personas que sufren de intolerancia a la lactosa.

Crudda está creciendo de manera exponencial…

Sí, con Crudda reinventamos el sistema de producción porque el futuro depende de nosotros. Decidimos crear un alimento 100% vegetal para cuidar nuestra salud, el planeta y los animales. Pronto estaremos acercándoles a todos nuestros consumidores nuevos productos para contribuir a su alimentación sustentable.

¿Dónde podemos encontrar todos los productos?

Se pueden comprar en Dietéticas, Almacenes, Cadenas Supermercados Jumbo y Wallmart. En nuestra web esta el link de nuestros puntos de venta en todo el país.


Acerca de Daniela Dagatti, la Creadora de Crudda.
Daniela Dagatti es vegetariana por elección desde los once años y siempre estuvo interesada en la cocina, lo que la llevó a estudiar la carrera de chef en el Instituto Mariano Moreno.
Unos años más tarde, comenzó a padecer problemas de salud que tenían su origen en el sistema digestivo y no respondían a los tratamientos tradicionales, así empezó a investigar sobre alimentación y decidió realizar cambios más radicales.
Estudió cocina vegana y raw (cruda) de la mano del chef con mayor reconocimiento mundial en la materia: Matthew Kenney. En su instituto de cocina se diplomó en Fundamentals of Raw Cuisine y en Advanced Raw Cuisine.
Como parte de su tesina de graduación tuvo que presentar un proyecto, que consistió en el pilar de lo que luego fue Crudda. Marca que desarrolló al regresar al país.

1 Comentario

  1. Espero no sea una moda y la gente tome real conciencia que lo peor que existe es la leche…
    como dice el libro MALA LECHE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here