Por Fer Casals

Star Wars Squadrons busca cambiar el paradigma de muchos de los juegos de Star Wars anteriores, crear una jugabilidad en el vuelo de naves que se parezca lo mas posible a la realidad de las películas.

Como piloto novato tanto en la Alianza Rebelde como en la Flota Imperial, la doble historia comienza inmediatamente después de la destrucción de Alderaan antes de saltar a un período justo después del Regreso del Jedi, mostrando un aspecto de la historia que rara vez se examina.

De entrada se nos plantea un conflicto moral bien al estilo Star Wars si bien no profundiza en las implicaciones de elegir el bando de los rebeldes o del imperio van a llegar momentos en los que te vas a dar cuenta de que estuviste disparando contra refugiados indefensos solo porque te lo dijeron los altos comandos.

Dicho esto, Squadrons no es un juego con mucha historia. La campaña tiene una trama, sí, pero la mayor parte de la historia se cuenta en escenas que no necesariamente le dan tridimensionalidad a tu personaje. De hecho, tu piloto es un lienzo en blanco casi mudo la interacciones con otros personajes son lo demasiado convencionales como para que no veas la hora de volver a subirte a la nave. Prepárense para oprimir muchas veces el botón de OMITIR.

No es para ver cinemáticas que uno compra este juego, es para participar en espectaculares batallas espaciales del universo de Star Wars, y eso es lo que Squadrons ofrece a caudales. Una vez que estamos subidos en la cabina del piloto, nada antes o después importará mucho. Jugado con auriculares (y especialmente en realidad virtual), este es uno de los juegos de combate aéreo más inmersivos que hoy.

Inicialmente, no me gustó que no haya vista desde fuera de la cabina que me permita ver la nave, pero entendí al jugarlo que es algo bueno, porque ponerte frente a tus instrumentos de navegación todo el tiempo significa que siempre te sentís atento y en el centro del conflicto.

Mecánicamente, el juego es tiene una curva de aprendizaje muy sencilla con lo cual vas a poder dominar tu nave en la primera hora que lo juegues. Las naves, cada una de ellas (conté 8, no se si hay más) se siente diferente. Vuelan de manera diferente, luchan de manera diferente, y tus opciones de equipamiento para cada una hacen una gran diferencia.

Lo mejor de usar todos las naves son las opciones en combate. En lugar de hacerlo todo sobre disparar cañones láser y cohetes, cada batalla en este juego depende en gran medida de tu habilidad para usar tu medidor de potencia y las especialidades de tu nave en particular.

Podes priorizar la cantidad de energía que pones en diferentes partes de tu nave, haciéndote más rápido o más mortal o más protegido si estás en una nave de la Nueva República. En un TIE podés poner un énfasis adicional en las armas o la velocidad, mientras que en un ala, podés elegir enfocar la fuerza del deflector en la parte delantera o trasera de la nave. Hacer todos estos cambios relativamente pequeños sobre la marcha hacen una gran diferencia, especialmente en el combate mano a mano.

Star Wars Squadrons tiene escenarios hermosos como era de esperarse. Los rostros de cada personaje están muy bien hechos, pero la gran estrella es la cabina de cada nave llena de detalles únicos.

Volar a través de todos los diferentes entornos creados para este juego es un verdadero placer, con lunas destrozadas, gases espaciales mortales y cementerios estelares masivos.

Es un juego que respira Star Wars por cada poro. Y claramente ha sido diseñado por personas que aman este universo de historias. Squadrons es todo lo que podrías desear en un juego de combate espacial y un poco más. Es una auténtica y emocionante experiencia de Star Wars que los fans van a disfrutar mucho.


JUGABILIDAD: 10 DE 10
MODOS DE JUEGO: 7 DE 10
VALOR DE COMPRA: 7 DE 10
HISTORIA: 5 DE 10
GRÁFICOS: 9 DE 10
SONIDO: 10 DE 10
INNOVACIÓN: 3 DE 10

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here