CINE: Crítica de “Viaje al cuarto de una madre”

Por Damián Aspeleiter

Ópera prima de Celia Rico Clavellino quien escribió y dirigió esta película cuya duración es de 95 minutos .

El film cuenta en los roles protagónicos con las actuaciones de Lola Dueñas, en el papel de Estrella, una madre recientemente viuda que debe elaborar su duelo al mismo tiempo que acepta la partida de Leonor, su hija, quien decide viajar a Londres para cambiar su aire, trabajar, crecer y desde la distancia elaborar ella también el duelo por la perdida de su padre. Desde este argumento simple Clavellino construye una historia sólida, sin golpes bajos y con sutiles toques de humor.

A lo largo de la película nunca se tocan las causas de la muerte, simplemente se nos muestra que la pérdida produce un gran dolor que paraliza, sobre todo a Estrella y cierta molestia ante este estancamiento en Leonor.

La película se desarrolla técnicamente en un solo escenario, la casa, pero no genera la idea de encierro ni ahogo, todo lo contrario entendemos que ese es el refugio de las protagonistas. El lugar desde donde eligen reconstruirse para enfrentar al mundo. Por momento nos encontramos con una historia de co-dependencia y asfixia, en la cual la protagonista aplasta con sus propias necesidades afectivas las ambiciones y la necesidad de crecer de su hija, pero no, eso es solo una etapa en el crecimiento del personaje hasta recuperar la fuerza que le permita ser el pilar para que Leonor también cure sus heridas.

Una película intimista, pequeña, que necesita de sus protagonistas para poder desarrollarse y llegar a un buen lugar, es por eso que la labor de ambas actrices es sobresaliente, sin entrar en melodramas ni la indiferencia: equilibradas y muy bien interpretadas.

El guion hace un manejo de la información inteligente, sin sobre cargar al espectador: el padre murió, no necesitamos saber las causas solo lo que produce esta pérdida en las protagonistas. La historia se desarrolla en España, no sabemos donde pero si sabemos que la más joven de las mujeres se siente ahogada y necesita cambiar el aire, con esta información la historia nos permite centrarnos en lo que importa: las protagonistas y su relación.

La directora realiza un gran trabajo creando una historia de cuatro paredes que en ningún momento cae en pozos narrativos y que aprovecha la cotidianidad para contar el desarrollo de los personajes y la forma en que se reconcilian con sus recuerdos.

8 de 10

Autor entrada: Revista Meta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.