ENTREVISTA: Tomás Lipgot, director de “¡Viva el palíndromo!”

Hablamos con Tomás Lipgot (Moacir, El árbol de la muralla, Vergüenza y  respeto) sobre su fascinante documental “¡Viva el palíndromo!” que ya está en los cines nacionales, (acá tú butaca! Espacio INCAA Gaumont Av. Rivadavia 1635) y hasta se anima a contestar nuestro Ping-Pong en palíndromos.

Entrevista: Maximiliano Curcio

¿Cómo definirías tu pasión por los palíndromos?

La definiría como una especie de obsesión, casi de enfermedad por la forma compulsiva que me agarró cuando descubrí que era palindromista hace varios años a través de un libro que me regalaron y empecé a vomitar palíndromos, todo el lenguaje sintomático, escribir mucho. Ahora me calmé un poco, escribo de vez en cuando, pero en un principio fue una enfermedad, en el buen sentido.

¿Cómo fue viajar a través del mundo recopilando esos relatos? ¿Cómo te enteraste de cada una de esas historias que pueblan la película?

Fue maravilloso, combinar el viaje que es algo que disfruto mucho y que permite muchas “aperturas” y descubrimientos con los palíndromos que es algo que me interesa, fue algo increíble.

De las historias me fui enterando un poco investigando, pese a que a todos los personajes los conocí muy cerca del rodaje, porque casi todos estaban en Cataluña, también viaje a Alemania para conocer a Silvia en un momento que yo estaba en un festival cercano, en otra oportunidad estaba trabajando en el festival de Cannes y viaje a París a entrevistar a Pablo, un palindromista argentino a quien conocía porque fue músico de una película anterior mía (El árbol de la muralla) fui llegando a ellos, pero la verdad es que sus historias y toda la potencia que tienen la fui descubriendo en el rodaje a medida que los iba conociendo y el momento culmine fue en el congreso, fue muy emotivo porque estaban todos juntos y ahí surgieron las cosas mas interesantes e intensas.

¿Qué marcas literarias del palíndromo te han influenciado tempranamente en tu descubrimiento?

No sé como definirlas, es todo un tema, porque no todo el mundo considera al palíndromo como una forma de literatura, para muchos es solamente un juego de palabras o de ingenio. Yo sí considero que es un tipo de literatura, de poesía.

Hay un blog Movimiento Rever que busca prestigiar al palíndromo y ubicarlo como una forma de literatura y no solo como un juego de palabras, en este sentido lo que se busca es la belleza en el palíndromo y en general esas marcas están dadas por palíndromos que son mas cortos. Los mas cortos y efectivos son los que mas me gustan y los que mejor funcionan.

El palíndromo a medida que se va a largando se bizarrea pero a la vez lo hace mas ingenioso, hay palíndoromos largos que son muy buenos pero hay pocos. También existen haikus palindrómicos o sonetos, yo no lo he hecho, pero se puede experimentar por muchos lados vinculado a la poesía.

¿Qué desafíos representó implementar el uso del palíndromo trasladado a un lenguaje como el musical?

No es un gran desafío, el palíndromo en la música esta muy experimentado, hay un montón de piezas musicales palindrómicas que juegan con la estructura que empieza de una forma y termina de la misma y se encuentran en un punto medio.

Lo que yo hice fue usar una canción de Bach, el canon de cangrejo que aparece en el documental y es absolutamente palindrómico. Después el tema de la simetría que es el concepto básico del palíndromo para trasladarlo al lenguaje audiovisual se me ocurrió que la mejor manera, la mas efectiva y la que mas me interesaba, era hacerlo a través del encendre, por eso trabajamos mucho junto al director de fotografía en encuadres simétricos.

Resulta particularmente interesante la inserción del corto animado justo en la mitad del documental. ¿Qué sentido estético tuvo tal elección y cómo fue tu experiencia dentro de la animación?

A mi la animación me gusta mucho, de hecho estoy haciendo una película de animación 3D, “Gilgamesh” que espero terminar el año que viene. Desde el proyecto inicial estaba la idea de hacer este corto, llevó mas que el rodaje hacerlo, entre 8 y 10 meses, con un equipo de diez personas. La animación 2D es artesanal, fue un proceso complejo pero muy satisfactorio. En un principio no encontrábamos en montaje donde poner el corto, si lo poníamos al comienzo el espectador no tenia el código para entenderlo y disfrutarlo y al final cortaba todo, así que hicimos este juego formal que el que vea la película va a entender y disfrutar.

Es un buen ejercicio generar otra mirada posible hacia nuestro entorno para darnos cuenta de muchas sutilezas que pasan inadvertidas en lo cotidiano y buscar esa singularidad. ¿Qué te llama particularmente la atención acerca de las relaciones que establecen esas cosas que nos rodean y que son aparentemente disímiles entre sí?

Es cierto, de algo de eso hablan los personajes de la película, el palíndormo es ir hacia lo desconocido o ir hacia universos paralelos, si bien esto es mucho mas concreto y palpable el palíndrimo tiene eso de descubrimiento y tiene un lado oculto que aflora y que es algo constante.

Lo dice uno de los personajes, las leyes de la naturaleza siempre están ahí, nosotros lo que hacemos es descubrirlas y en ese sentido creo que hay algo de eso en la existencia, nosotros tenemos la percepción que esta hecha para poder estar en el mundo pero cuando uno se corre de eso descubre que hay un montón de cosas mas, un entramado mucho mas complejo y que hay un montón de realidades paralelas, nosotros estamos anclados en una que nos permite circular pero es todo mucho más misterioso.


PING PONG

¿Una película?
Anina.

¿Un palíndromo?
Yo dono rosas, oro no doy.

¿Un documental?
S.O.S.

¿Un político?
Menem.

¿Lugar ideal para vacaciones?
Oruro.

¿Si pudieras retroceder en el tiempo a que hecho histórico irías?
A la luna. A la duda dúdale, anúlala.

¿Un miedo?
Arena, miedo no. Amar, eso es o sé rama o no. De imán era.

¿Creés en Dios?
No, Dios soy. Don.

¿Una Meta?
Así revelar. Adorad la fama. Da rima. Mirad a Mafalda. Rodará leve risa.


Autor entrada: Revista Meta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.