TEATRO: Crítica de «RECORDANDO A FEDERICO»

0
476

RECORDANDO A FEDERICO
(Homenaje a García Loca)
de Patricia Corradini
★★★★★★★★✩✩

Por Marcelo Cafferata


Para quienes no conozcan PISTA URBANA (un espacio hermoso en el barrio de San Telmo), ya de por sí el lugar despierta cierta magia a esa hora de la tarde, un entorno ideal para predisponerse positivamente para este ensamble de música, canciones, poemas, textos y flamenco que despierta el homenaje a la emblemática figura de Federico García Lorca.
Parte de la magia del espectáculo diseñado por Patricia Corradini, es la evocación de ese Lorca amante de Buenos Aires. Sólo estuvo en nuestra ciudad durante seis meses, desde Octubre del ’33 a Marzo del ’34, pero fue suficiente para dejar una marca imborrable, no sólo con sus textos y el reestreno de sus obras más famosas, sino también dando conferencias, recitando poemas o tocando el piano en los cafés más importantes de Avenida de Mayo y el Centro porteño: fue así como dejó su huella en el Tortoni, en Los 36 Billares o en la Confitería el Molino. Su obra se entrecruza con la de los más importantes escritores y artistas de la época tan disímiles entre sí como Victoria Ocampo, Oliverio Girondo, Alfonsina Storni, Natalio Botana o Atahualpa Yupanqui y deja su propia huella en nuestra ciudad.

Parte de todo esto vibra, inconfundiblemente, en “RECORDANDO A FEDERICO – a las cinco en punto de la tarde”, una idea y compaginación de material a cargo de Patricia Corradini, quien pareciera ser materia experta en cuanto a homenajes, dado que no sólo ha sido la puestista de un homenaje a Lorca con motivo del centenario de su fallecimiento sino que también preparó para el mismo Teatro General San Martín homenajes a Borges, a Arlt y para el Centro Cultural San Martín el de Anibal Troilo y otro a Yupanqui en diferentes salas de Buenos Aires y el interior del país.

Con una sensibilidad sumamente particular, logra enhebrar en un mismo cuerpo teatral, diferentes facetas del arte que se van amalgamando de una forma sutil y armónica en donde se encuentran la palabra, la música, el baile y la canción. Lorca reverbera y se multiplica en el espacio de “Pista Urbana” logrando un espectáculo que moviliza fuertemente al espectador, no solamente por la potencia de los textos que lo evocan sino por la intimidad que se logra en ese espacio tan particular y la potencia que genera la suma de todos los artistas que conforman el grupo, cada uno destacándose en lo suyo.

Lidia Catalano, profunda conocedora de Lorca, no solamente por lo que ha escuchado en su infancia a través de la voz de su madre, sino que también se apoderó de su universo en el espectáculo “Tierra y Luna, Poeta en Nueva York” dirigida por María Esther Fernández, una vez más dialoga con cada verso poniendo todo el cuerpo y la potencia de su voz para transmitir todas las emociones, las más diversas, que surgen de su poesía y transmite los sabores, olores y perfumes que emanan de sus textos.
Ella tiene a su cargo la potencia de la palabra, transmitida en los eternos textos del poeta granadino, en sus conferencias y en diversos testimonios en los que Catalano despliega todo su histrionismo, sus matices y es absolutamente imposible no caer rendido a los influjos de su decir, de la perfección que busca en cada frase.

Pero el espectáculo no solamente se nutre de la palabra sino que nos lleva por diversos caminos para presentarnos a Federico en más de una faceta.
Con la dirección musical de Héctor Romero, aparecen la guitarra flamenca, la percusión y la voz de Marilí Machado, que abandona sólo por un rato el tango y el folclore –dos de sus géneros más transitados-, para interpretar las canciones populares a las que Lorca, inclusive, plasmó en un disco.
Machado tiene dulzura y tiene fuerza, su voz le permite amoldarse a las exigencias de cada canción y sintoniza perfectamente con el espíritu del espectáculo, que además se complementa con el baile.

Las coreografías flamencas están a cargo de Carmen Mesa, bailaora andaluza que tiene un porte completamente magnético y una energía en escena que hace temblar el espacio de Pista Urbana cada vez que sale a la pista, con la intensidad de cada una de sus entradas.
Mesa transmite todo el dolor, la fuerza y la pasión de los textos de Loca traducido en su baile que conforma otra de las partes imprescindibles del espectáculo.

Hablar de Lorca es hablar de una personaje marginado en su época, perseguido tanto por su homosexualidad como por sus ideas de izquierda, por un lado una de las plumas más brillantes de la literatura del siglo XX, por el otro, un personaje completamente incomprendido y quizás adelantado a su propio tiempo.

La puesta en escena de Corradini permite el lucimiento de cada uno de los artistas en su aporte particular, logrando una muy buena síntesis entre ellos, para explorar con herramientas muy nobles, la sensibilidad, el dolor, la entereza y el compromiso que surge de cada uno de los textos de Federico.
Traducidos en un baile, en una canción o en la voz de Catalano, “RECORDANDO A FEDERICO” logra momentos de conmovedora belleza, conformando un homenaje muy a la altura de su icónica figura.


“RECORDANDO A FEDERICO – a las cinco en punto de la tarde” – Sábados de Noviembre a las 17 hs – Pista Urbana – Chacabuco 874 / San Telmo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here